¡Exigimos que los espacios de Naciones Unidas cumplan con las condiciones necesarias para asegurar la adecuada participación de la sociedad civil!

En tiempos de COVID-19 la comunicación virtual parece ser el mecanismo obligado para garantizar que la actividad de las instituciones internacionales continúe, incluyendo las del Sistema de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Algunas organizaciones han adelantado algunas acciones desde lo global para pedir que estos espacios cumplan con las condiciones necesarias para asegurar la adecuada participación de la sociedad civil, pero más voces y perspectivas son necesarias.

Desde el Grupo ONG-LAC, un grupo de organizaciones basadas en Ginebra que acompañan la participación de organizaciones de base, organizaciones nacionales y movimientos sociales en el Sistema Internacional, se hace un llamado a la Alta Comisionada de Derechos Humanos y a la Presidenta del Consejo de Derechos Humanos, para que se cumpla con unas condiciones mínimas que aseguren la adecuada participación de sociedad civil, considerando su pluralidad y diversidad.

Hasta el momento ha habido pocas reuniones y estas han sucedido sin tener en cuenta las diversas zonas horarias, la diversidad lingüística o incluso las barreras tecnológicas que confrontan las organizaciones. Más allá de asegurar una adecuada participación en estos tiempos de confinamiento, también queremos dejar un precedente, para que los medios que se usen para encarar los desafíos de la pandemia, no se conviertan en un precedente que se normalice y limite nuestra participación en el largo plazo, una vez se acabe la crisis, lo cual podría suceder en el marco del proceso de optimización del Consejo de Derechos Humanos.