Paz y nutrición: ¿qué tiene que ver?

A partir de la firma del “Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera” entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC- EP, han surgido en el país grandes expectativas frente a las oportunidades que el acuerdo de paz representa frente a la democratización del acceso a la tierra y otros recursos, la ampliación de la participación ciudadana, la superación de la pobreza y los avances en la realización de los derechos humanos en general, y el derecho humano a la alimentación y nutrición adecuadas (en adelante: DHANA) en particular.

El tema alimentario fue expresamente abordado en el Acuerdo de Paz y el derecho a la alimentación es uno de los catorce principios que guían el primer punto o capítulo del acuerdo denominado “Hacia un nuevo campo colombiano: Reforma Rural integral” 2 . En dicho capítulo además se hace referencia a que la producción de alimentos debe ser considerada como prioridad para el desarrollo del país, la política de desarrollo agrario integral “debe estar orientada a asegurar progresivamente que todas las personas tengan acceso a una alimentación sana y adecuada y que los alimentos se produzcan bajo sistemas sostenibles.”

Así mismo, se establece la necesidad de crear un Sistema Especial para la Garantía Progresiva del Derecho a la Alimentación de la Población Rural con el propósito de “erradicar el hambre y en esa medida fomentar la disponibilidad, el acceso y el consumo de alimentos de calidad nutricional en cantidad suficiente.”

Consulta nuestra publicación para conocer más sobre el tema acá:
paz y nutrición