La Sociedad Colombiana de Pediatría (SCP) advierte que bebida “KUFU”, lanzada en La Guajira, no contiene nutrientes esenciales para mejorar la nutrición de las y los niños

 

La Sociedad Colombiana de Pediatría alertó, a través de un comunicado a la opinión pública, que la bebida “Kufu”, distribuida por la empresa Postobón S.A desde el pasado julio en La Guajira, uno de los departamentos con mayor desnutrición infantil en el país, “no contiene los micronutrientes esenciales como el calcio y el hierro para mejorar la nutrición infantil en esta región”.

“Vemos con gran preocupación que se lancen bebidas como estas, que se presentan como contribuciones a la seguridad alimentaria, por parte de industrias con intereses en promover el consumo de bebidas consideradas no saludables”, advirtió  el pasado martes la SCP .

La bebida Kufu se lanzó, según el comunicado de prensa emitido por Postobón, con la intención de ayudar a la nutrición de los niños colombianos. “Kufu es una bebida fortificada con vitaminas y minerales, que tiene como propósito aportar a garantizar la seguridad alimentaria, y ejerzan su derecho a un desarrollo integral”.

La Sociedad Colombiana de Pediatría comunicó además que la bebida “Kufu” tiene dos presentaciones. La primera como un agua gasificada a la que se adicionan edulcorantes, CO2 y algunos micronutrientes, y la segunda ” es una bebida con mango y avena a la que se adicionan también algunos micronutrientes”.

“Teniendo en cuenta que la más grave problemática nutricional del país se concentra en la primera infancia, estas bebidas podrían promover en las nuevas generaciones el consumo de bebidas gaseosas y bebidas no naturales empacadas, las cuales no hacen parte de la alimentación recomendada para un buen crecimiento y desarrollo y para lograr una buena salud”, advirtió la Junta Directiva del Comité Pediatría Social y Derechos de la Sociedad Colombiana de Pediatría.

FIAN Colombia reproduce el comunicado de la SCP y advierte que estas estrategias “sociales” de las empresas, que son además incomprensiblemente avaladas por las instituciones públicas del país, vulneran el derecho a la alimentación y nutrición adecuadas y el derecho a la salud de las niñas y los niños de la región, y no tienen en cuenta que los niños y niñas son sujetos especiales de protección.  Es por eso que el Estado colombiano debe adoptar medidas que protejan a nuestra infancia y adolescencia, de la publicidad, incitación al consumo o consumo (a veces enmascarada bajo un supuesto propósito social) de productos comestibles que son riesgosos para la salud de esta población.

Vea el comunicado de prensa SCP