FIAN Colombia en trabajo con otras organizaciones y movimientos sociales

[vc_row][vc_column width=”1/6″][/vc_column][vc_column width=”2/3″][porto_image_frame type=”hover-style” image_id=”1060″][/porto_image_frame][vc_column_text][cresta-social-share][/vc_column_text][vc_empty_space height=”5px”][vc_column_text]El derecho a la alimentación en Colombia: Situación, Contextos y Vacíos. Primer Informe sobre la situación del derecho a la alimentación en Colombia 2008.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/6″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/6″][/vc_column][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]La Plataforma Colombiana de DerechosHumanos, Democracia y Desarrollo, FIAN Internacional y tras organzaciones, desarrollaron en 2008, un análisis sobre a la situación del derecho humano a la alimentación y nutrición adecuadas en el país.

Tomando como partida una metodología de monitoreo desarrollada por FIAN Internacional con base en las “Directrices Voluntarias en apoyo de la realización progresiva del derecho a una alimentación adecuada en el contexto de la
seguridad alimentaria nacional”, aprobadas por la FAO en 2004, este informe tuvo la doble virtud de ser el primer documento en su tipo que analizó la grave situación del derecho humano a  la alimentación y nutrición en Colombia desde una perspectiva de derechos humanos. También se constituyó en una propuesta metodológica para que otras organizaciones, a nivel regional o local, pudieran adelantar ejercicios similares.

Las siguientes son algunas de sus conclusiones:[/vc_column_text][vc_column_text]

  • Contrario al mandato constitucional, el Estado desestimula la producción de alimentos para consumo interno (a cargo principalmente de la economía familiar campesina), al tiempo que favorece una política rural favorable al gran sector agroindustrial y exportador.
  • A pesar de existir en Colombia una amplia normatividad que supone la protección del consumidor de alimentos, su implementación (legal e institucional a través del INVIMA) es muy deficiente e, incluso, permisiva frente a amenazas como son la importación y consumo
    de alimentos transgénicos.
  • En Colombia no existe una política pública de salvaguarda y garantía del DA para los grupos vulnerables, a pesar del mandato constitucional que invoca la obligación del Estado de proteger a las personas en “circunstancia de debilidad manifiesta”. Los únicos programas en marcha se orientan básicamente al asistencialismo alimentario para la población infantil, y en menor proporción para las maternas y los adultos mayores.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/6″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/6″][/vc_column][vc_column width=”2/3″][vc_btn title=”VER INFORME” color=”black” size=”lg” align=”center” css_animation=”bounceInDown”][/vc_column][vc_column width=”1/6″][/vc_column][/vc_row]